El Museo de Arte de Sao Paulo, MASP, situado en la Av. Paulista es considerado como una de las mas importantes instituciones culturales de Brasil.

Escrito por
Arquitectura • Ed. mayo, 2022

LA NUEVA CULTURA METRO PARA LIMA

Conocí la metrópoli de Sao Paulo el año 1990, estudiando, becado por la JICA, mi posgrado sobre Tecnologías da Habitacao e Planejamento de Cidades en el Instituto de Pesquisas Tecnológicas, IPT, ubicado en la ciudad universitaria de Butantá, y que alberga también el gran Campus de la Universidad de Sao Paulo, USP. Por supuesto, el tráfico en esta ciudad era terrible, así que el uso del Metro era necesario y lo sigo usando cada vez que tengo ocasión de volver a esta gran metrópolis, que con 21 millones de habitantes hoy sigue siendo la de mayor población en América del Sur.

Hace un mes la he visitado para asistir a la Feria FEICON, que ha reabierto su ya famosa exposición con las más recientes innovaciones de la industria de la construcción, luego de estar cerrado por la pandemia del Covid 19. Este año se ha desarrollado en amplias instalaciones cerca de la estación del metro Jabaquara al sur de Sao Paulo y como siempre, aprovecho para visitar alguno de los Centros Culturales que ofrecen las estaciones del Metro, como el MASP, Museo de Arte de Sao Paulo, ubicado frente al parque Trianon de la Av. Paulista, y que ahora está ampliando sus instalaciones con una torre vertical, a manera de rendir homenaje al edificio horizontal diseñado por la genial arquitecta italiana brasilera Lina Bo Bardi, quien proyectó y dirigió la construcción de esta monumental caja de concreto y vidrio de 70 metros de largo por 29 metros de ancho y suspendida a 8 metros del piso, que proporciona un espacio libre de más de 2,000 m2 bajo techo y otra plaza adyacente al descubierto donde se realizan innumerables manifestaciones públicas, artísticas y políticas de todo tipo e inaugurada en 1968.

Precisamente la línea Norte-Sur o línea 1-azul del Metro de Sao Paulo que une las estaciones Jabaquara y Vila Mariana se comenzó a construir en 1968 y se inauguró el 14 setiembre de 1974, con sus primeros 7 km. A la fecha el sistema tiene una extensión de 104.4 km de ferrovías distribuidas en 6 líneas que conectan 91 estaciones. Se estima que diariamente transporta más de 5 millones de pasajeros. Estas seis líneas construidas por la Companhia do Metropolitano Sao Paulo se complementa con las siete líneas operadas por la Companhia Paulista de Trens Metropolitanos, CPTM, formando una sola red de transporte metropolitano que transporta alrededor de 8 millones de pasajeros por día y con una extensión total de más de 377 km. Siendo la más larga y moderna de América Latina.

El edificio MASP se ubica en el centro de dos ejes viarios, tiene hacia el frente la Av. Paulista y el parque Trianon y hacia el otro lado calles que descienden, con hermosas vistas hacia la ciudad y la Sierra de Cantareira.

Son varios logros conseguidos por este Sistema Metroviário, entre ellos, utilizar desde el año 2006 una tarjeta inteligente denominada “Billete único” y desde enero del año 2010, con la inauguración de la Estación Sacomá la primera en tener puertas de andén, que mejoran la seguridad de los usuarios al ingresar desde el andén solo a través de mamparas de vidrio que se abren en forma automática junto con las puertas de los vagones y en mayo del mismo año 2010 se inauguró la moderna línea 4-Amarilla, donde se implementó por primera vez el sistema de Trenes “Driverless” o trenes sin conductor, siendo la primera línea de América Latina en poseer este sistema, otro avance tecnológico, es el reemplazo de los tradicionales molinetes de acero, por puertas de vidrio automatizados en los puntos de acceso, como las Estaciones Tamanduatei y Vila Prudente. Además de mejorar la caracterización mediante el color y el diseño de los azulejos que mejoran la identificación visual de cada línea y sus estaciones, es importante la implementación de terminales multimodales, como la Terminal Multimodal Palmeiras-Barra Funda, donde los trenes metropolitanos, así como las líneas de ómnibus municipales, intermunicipales e interestaduales se conectan con la red de metro, consolidando así su papel de estructurar el transporte colectivo de diversas maneras. Esto se ha complementado desde fines del año 1989 con la Inauguración frente al Terminal de Barra Funda del Memorial de América Latina, amplio espacio destinado al desarrollo de diversas manifestaciones del arte y literatura y que cuenta con una Plaza Cívica, donde se encuentran los edificios de la Galería Marta Traba, la Biblioteca de América Latina que tiene una cobertura de concreto armado en forma de sábana, curvada y sostenida sólo por una viga de 100 metros de luz libre y el Salón de Actos Tiradentes. Este espacio tiene capacidad para 30,000 personas, y es donde se organizan conciertos populares, festivales, talleres, entre otros espectáculos. Un sinuoso y generoso puente peatonal lo conecta a otro extremo donde se ubican el Pabellón de la Creatividad, la Cafetería, la Administración, el Auditorio Simón Bolívar y uno denominado Anexo de diputados.

De esta manera el metro paulista también ofrece en su recorrido estaciones vinculadas a numerosos Centros culturales, entre ellos el Centro Cultural Sao Paulo en la Rua Vergueiro, el FIESP, el CC Banco do Brasil, Instituto Itaú Cultural, C. C. Ouvidor 63, Praca das Artes, SESC Pompéia, el Memorial da América Latina, diseño de Oscar Niemeyer ya mencionado, el Instituto Tomie Ohtake del 2001 y entre los más recientes la Japan House de Sao Paulo, diseño de Kengo Kuma & Associates del 2017. Esta relación entre las estaciones del Metro y los Centros Culturales ofrece al ciudadano paulistano y los visitantes de esta gran urbe el poder disfrutar de la Arquitectura y la cultura de una ciudad industrial con barrios que ahora llamaríamos temáticos como el Bairro Liberdade, donde se concentra la mayor colonia de japoneses fuera de Japón y el Bairro Bixiga en la zona de Vela Bista, que se caracteriza por ser la zona donde se ubicaron primero los nordestinos y que luego de 1878 con apoyo del Emperador Pedro II, fue lotizado y ocupado por inmigrantes calabreses llegados de Italia, quienes desde entonces han convertido esta zona en un importante referente de la cultura peninsular y donde se puede disfrutar en agosto la feria de Nossa Senhora de Achiropita, en la cual reciben cada año 200,000 personas que consumen 11 ton. de fideos, 5 ton. de mozzarella y 10,000 litros de vino. Además de contar con la Escuela de Samba Vai-Vai una de las mas populares y ganadoras en los carnavales paulistas.

Por otra parte, y al norte del Perú se ubica la hermosa Ciudad de Medellín, la 2da ciudad colombiana que con sus 3’870,000 habitantes ocupa el lugar 14 entre las metrópolis de América del Sur y es considerada la ciudad de la eterna primavera. Su red de transporte metropolitano fue adjudicada en licitación internacional el 24 noviembre de 1983 al Consorcio hispano-alemán Metromed, quienes iniciaron la construcción en abril de 1985 y recién se inauguró el 30 noviembre de 1995, luego de varias paralizaciones y conciliaciones. Actualmente la empresa dueña y operadora del sistema es la Empresa de Transporte Masivo del Valle del Aburrá Limitada – Metro de Medellín Ltda. Y fue el primer sistema de transporte masivo moderno de Colombia.

Fachada del Centro de Innovación Argos, EAFIT, hacia Av Regional, Carrera 48 y con vista directa desde el Metro de Medellìn.El sistema está compuesto por dos líneas férreas de servicio comercial y una línea férrea de enlace, con una longitud total de 34.5 km y 21 estaciones en operación y donde ocho de ellas con integración. Además, cuenta con seis líneas de teleféricos, denominadas metrocables; una línea tranviaria tipo Translohr y tres líneas de autobuses de tránsito rápido. En conjunto con el Sistema integrado de transporte y con el programa de bicicletas públicas denominado EnCicla del Area Metropolitana, conforman el Sistema Integrado de Transporte del Valle de Aburrá, SITVA.

El edificio se puede recorrer de forma perimetral y cualquier persona puede mirar hacia adentro de los laboratorios y, a su vez, los investigadores pueden ver la actividad del campus universitario.

El metro de Medellín posee diferentes vehículos que se ajustan a las diversas tipologías de sus líneas:

  1. Tren tipo MAN en las líneas A y B, en configuración de tres coches por tren.
  2. Tren tipo CAF en la línea A, en configuración de tres coches por tren.
  3. Telecabina Poma en las líneas K, J, L H, M y línea P.
  4. Tranvía Translohr NTL STE5 en la línea T.

Su área de influencia es de 6 municipios en forma directa y 4 municipios mediante rutas integradas en la periferia urbana de Medellín.

Su medio de pago es mediante la tarjeta electrónica denominada Tarjeta Cívica, recargable, que utiliza el sistema RFID, identificación por radiofrecuencia y es detectada por los lectores desde una distancia de 8 cm.

El Metro de Medellín junto con el Metro de Santiago de Chile, son los únicos metros iberoamericanos que no son subsidiados por los gobiernos locales en su operación. Además, el Metro de Medellín se auto costea en su operación y mantenimiento. También es uno de los tres únicos tres metros del mundo que genera excedentes operativos. La operación comercial del Metro, servicio de transporte, arrendamientos y explotación de espacios publicitarios, genera excedentes operacionales antes de depreciaciones y provisiones, EBITDA y desde diciembre del año 2007 estos excedentes superan los 47 millones de pesos colombianos. Asimismo, es reconocida por el Banco Mundial por sus balances positivos desde el 2001 y ha establecido alianzas y convenios internacionales con Metros de Europa y América del Norte que lo han posicionado como uno de los mejores a nivel latinoamericano.

La dupla Argos-Eafit es apetecida por jóvenes profesionales que ven una espacio organizado para desarrollar proyectos de investigación aplicada con respaldo institucional.

Es importante resaltar en esta breve historia del Metro de Medellín su inserción en la vida cultural y científica de la ciudad y es a través de sus diversas estaciones que se facilita el acceso a centros de Esparcimiento Cultural, algunos de ellos premiados luego de respectivos concursos, como el Parque Explora, diseño del Arq. Alejandro Echeverri en la Estación Universidad, el Orquideorama del Equipo Arquitectos Plan B + JPRCR dentro del Parque botánico, el Centro Cultural Moravia, hermoso legado del Arq Rogelio Salmona y el ing. Francisco del Valdenebro, ubicado a diez minutos a pie desde la Estación Universidad o Estación Caribe de la línea A; El Centro Cultural de Medellín “Rafael Uribe” a pocos pasos y bajando por la Estación Berrío, detrás de ella además se encuentran la Plaza Botero y el Museo de Antioquía, que luego de su renovación fue inaugurado en octubre del 2000 con participación de cinco mil niños de todos los lugares de Medellín, guiados por el maestro Fernando Botero. El mensaje fue claro: desde entonces el público prioritario son los niños y desde entonces, todos los menores de 12 años ingresan gratis al Museo; además están el Centro Cultural del Banco de la República y muchos más.

Como he observado en mi reciente visita de este año, a través de los audios y paneles gráficos, en todo momento se sigue impulsando la Cultura METRO, que es un modelo de gestión social, educativo y cultural construido, consolidado y entregado a la ciudad y se define como “una nueva cultura en los habitantes del Valle de Aburrá consolidando, paralelamente, relaciones de confianza con los futuros vecinos de las estaciones y las líneas del Metro para generar sentido de pertenencia y actitud de cuidado y preservación del sistema de transporte” (1) Con ello están logrando la construcción de una nueva cultura ciudadana, la convivencia en armonía, el buen comportamiento, la solidaridad, el respeto de normas básicas de uso de los bienes públicos, el respeto propio y por el otro, entre otros aspectos.

En palabras de mi tocayo antioqueño Luis Javier Villegas: “La presencia del metro ha sido fundamental en la mejora de la calidad de vida. En promedio, los habitantes de Medellín y los municipios aledaños están ahorrando en el transporte cerca de dos horas diarias, las que pueden dedicar a su familia y al descanso. A ello se añade la limpieza, seguridad, comodidad y aspecto agradable que le brinda el metro, en contraste con los innumerables contratiempos del antiguo transporte en bus. Los 300 mil usuarios que día a día moviliza el metro, y cuya formación se inició siete años antes de la inauguración con una intensa campaña educativa, se han apropiado de la cultura metro: convivencia, respeto, limpieza, hablar bajo, no fumar, comer ni cantar en el tren ni en las estaciones, ceder el asiento a ancianos, mujeres embarazadas y con niños de brazos, devolver los objetos extraviados.

En sus vagones se produce, así de manera fugaz, la convergencia de los más variados actores sociales y a través de sus ventanas se ven desfilar establecimientos educativos, industriales y comerciales, parques, casas de clase media, zonas de tugurios, barrios elegantes, todo ello con un fondo de árboles, montañas y el río en proceso de recuperación. Así el metro arrastre el pesado fardo de su inmensa deuda, se puede decir que quizás es lo mejor que le ha pasado a Medellín en su historia y que con él la ciudad anticipó su ingreso a siglo XXI en varios años” (2).

Pero además del arte es importante referir que cerca a la Estación Aguacatala, se encuentra el Centro de Innovación Argos dentro del Campus de la Universidad EAFIT, destinado para promover nuevos usos para el cemento y el concreto. Inaugurado en agosto del 2015, es un edificio visible desde el Metro Medellín, tiene 6,845 m2 de área y 4,807 m2 de área techada, diseño del Arq. Lorenzo Castro y donde convergen la experiencia de la empresa privada, el conocimiento de la universidad y el apalancamiento del Estado para investigar y generar conocimiento. Es la primera vez que en Colombia una empresa cementera y una universidad se comprometen con la investigación abierta y la investigación aplicada, bajo el concepto Ciencia a la Vista, generando en este Centro un lugar donde le abren las puertas a estudiantes de todas las universidades para participar en diversos proyectos, generando una interacción social entre academia e industria a favor de la innovación y tomando en cuenta el componente ambiental. Tienen a la fecha equipos de laboratorio de última generación, únicos en Colombia, que permiten analizar materiales a escala nanométrica, cuenta con difractómetros de Rayos X y equipos de fluorescencia de Rayos X, valorizados en aproximadamente 3 millones de dólares, para ser útiles en sectores energéticos, portuarios, carboníferos e inmobiliarios.

Esta sinergia entre Industria y Universidad es importante y hoy entre los Objetivos del Centro están el idear, crear, imaginar y proponer soluciones innovadoras a los retos de la industria. En mi visita pude comprobar que este Edificio fue concebido para que los visitantes podamos ver que ocurre adentro de los laboratorios y, como dice Jose Alberto Vèlez: “a manera de metáfora, una de sus fachadas se inspiró en la forma de lentes de microscopios y otra en la forma de las páginas de un libro”.

Fue en este Centro donde se realizaron experimentos que condujeron a la patente del proceso de captación de dióxido de carbono CO2 con microalgas. Esto es de suma importancia para Argos, pues demuestra un interés real por reducir el impacto ambiental de la industria cementera que es responsable del 5% de las emisiones de CO2 en todo el mundo. (3) Agradezco desde aquí a mi anfitriona Alejandra Miranda y Alex Sáez Vega, quienes me comentaron que esta patente ya se viene aplicando en un proyecto piloto de la planta Argos de Cartagena, cercano al mar atlántico.

Medellín y Sao Paulo, son algunos ejemplos de lo que podemos hacer en Lima, nuestra ciudad que con sus 10’500,000 habitantes ocupa el 5to. lugar entre las más pobladas de Sudamérica. La construcción y puesta en operación de la línea 2 del Metro de Lima puede seguir transformando la vida y cultura ciudadana de nuestra urbe y para ello debemos trabajar todos por una Nueva Cultura Metro Lima. Hoy las prioridades que debe enfrentar esta obra son mejorar la gestión del Estado, agilizar los trabajos y en paralelo replantear acciones para el desarrollo de una Cultura Metro.

Si bien el 28 de abril del 2014 se firmó el contrato de concesión entre el Estado Peruano y el Consorcio Nuevo Metro de Lima integrado por Cosapi, Impregilo, Iridium Concesiones de Infraestructura, Vialia Sociedad Gestora de Concesiones de Infraestructura, Ansaldo Breda y Ansaldo STS, Al tener un expediente inicial con muchas deficiencias técnicas y con la falta de agilidad en la gestión operativa del Estado para las expropiaciones ha provocado paralizaciones y demoras con lo cual el cronograma se sigue reajustando y la finalización de la 1ra etapa programada para el 2021 y la finalización completa para 2024 aún se sigue reprogramando.

Un hecho a resaltar es que recién en julio de 2018, el director ejecutivo del AATE, Carlos Ugaz Montero, señaló que debido a un error de planificación en la concepción del proyecto no se construyó la estación 28 de Julio que serviría de conexión con la Línea 1 sino que se construyeron 2 estaciones (Miguel Grau y Gamarra) a 300 m a cada lado…?! Esto es increíble y es uno de los ejemplos de lo mal que estuvo formulado el expediente aprobado y contratado tomando en cuenta que esta nueva estación será el destino final de la Línea 2, que comenzará a operar entre Ate y La Victoria. La solución es iniciar las obras de la nueva estación en el cruce de las Av. 28 de Julio y Aviación. Con ello se va a integrar a la existente Línea 1 que tiene 34.6 km de vía y 26 estaciones y se encuentra operando en su primer tramo desde julio 2011 y en su segundo tramo desde mayo 2014.

Asimismo, sería importante establecer algunas estaciones intermodales como por ejemplo en la Estación Evitamiento donde hoy debería existir conexiones entre la línea 2 del Metro y los ómnibus del corredor denominado “Línea Amarilla” ubicados sobre la Avenida Evitamiento y que recorren la ciudad en dirección sur-noroeste. Y empezar a repensar con expertos la viabilidad de las líneas 4 y 5 del Metro de Lima. Aquí he mencionado solo tres sistemas de Metro sudamericanos. Acerca de las líneas férreas europeas los invito a revisar el artículo escrito por el Ing. Jordi Juliá Sort (4)

Al otro lado del mundo China afirma tener 400,000 km de vías para trenes, muchos de ellos entre los más rápidos del mundo y ello desde 1949, es decir un promedio de 5,000 km/año, mientras Estados Unidos está por el orden de 250,000 km de vías desde el año 1795 con un promedio de 1,100 km/año.

Es importante que el Ministerio de Transportes y Comunicaciones (MTC) a través de la Autoridad Autónoma del Sistema Eléctrico de Transporte Masivo de Lima y Callao (AATE) promueva en sinergia con las empresas que administran el Metro de Lima y el constructor actual, más participación de los Colegios de Ingenieros y Arquitectos para promover concursos públicos para las diversas obras que hagan factible un Metro de Lima con integración al resto del transporte urbano planificado y garantizar una mejor infraestructura dedicada a promover ágoras y espacios para una mayor interacción ciudadana con la cultura, el arte y las ciencias en nuestra ciudad: pero también tenemos el reto de motivarnos a replicar uno o más Centros de Innovación en algunas de nuestras mejores Universidades.

Recursos tenemos, lo que falta es capacidad de gestión, eficiencia y eliminar la corrupción en varios niveles. No es correcto, por ejemplo, que debamos salir de Perú para realizar algunos ensayos requeridos por SENCICO para la aprobación de nuevos sistemas constructivos. Es momento de actuar. Otro ejemplo, a cierta candidata en campaña presidencial le propuse hace 15 años:

¿Quiere acabar con la corrupción? Entonces vamos a conectar cámaras de video en todas las oficinas del Estado ligados al internet para que los ciudadanos podamos ver a cualquier hora: ¿Cómo trabajan nuestros, congresistas, alcaldes, gobernadores regionales, funcionarios cuyos sueldos pagamos con nuestros impuestos?

Por lo menos durante su horario laboral se esforzarían en trabajar de manera más honesta y limpia sabiendo que hay ojos y oídos que los veríamos a cualquier hora y desde cualquier celular con Wi-Fi,

¡Tenemos un poder del Estado ineficiente llamado JNE, ONPE y Reniec, pues algunos o todos ya deben elaborar los PERFILES MÍNIMOS para que cualquier ciudadano preparado pueda postular y acceder a alguno de los cargos públicos para los cuales se esforzarían por lo menos en capacitarse previamente y no tener antecedentes negativos o menos padecer enfermedades mentales!…

Pregunto: Si usted tiene un negocio o una fábrica: ¿contrata a cualquier persona para que dirija su empresa? ¿Pone a cualquiera para administrar su dinero y recursos? Pues lo mismo debe hacer el Estado. ¿Qué modelo queremos para el Perú? ¿El modelo de Malasia, Dinamarca o Suecia? Todo depende de cada uno de nosotros.

REFERENCIAS

(1) https://www.metrodemedellin.gov.co/cultura-metro.

(2) https://www.banrepcultural.org/biblioteca-virtual/credencial-historia/numero-116/metro-de-medellin.

(3) José Alberto Vélez, CRECER CON AUDACIA, Editorial Planeta Colombiana S.A., Bogotá, 1ra edición, 2017.

(4) Jordi Juliá Sort, extracto en la Revista Construyendo Obras & Vías, marzo 2022, Lima.

Escrito por

Arq. Luis Custodio

Arcotecho Perú S.A.C.

1 comentario en “LA NUEVA CULTURA METRO PARA LIMA”

  1. Me pareció muy interesante el trabajo del Centro de Innovación ARGOS de Medellín y como dices faltan muchas ganas en Perú para que la Empresa,el Estado y la Universidad se pongan en serio a trabajar en la Investigación e Innovación Aplicadas a nuestra realidad y sobre todo de manera transparente. Gracias.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *