Escrito por
Editorial • Ed. julio, 2021

EDITORIAL: JULIO, 2021

Desde hace varios años y sobre todo en los últimos dos años, el Perú vive en un clima de inestabilidad política casi permanente. A pesar de ello, desde hace 3 décadas, se ha logrado mantener una economía creciente y relativamente estable gracias a excelentes políticas macroeconómicas que se han respetado y que nos han llevado a reducir notablemente la pobreza, lograr un índice bajo de riesgo-país, y ser considerado el país de más rápido crecimiento, entre los países con economías medianas y grandes de Latinoamérica.

Sin embargo, como Revista de Ingeniería, es conveniente apartarnos de los temas políticos para abocarnos en aspectos que propicien el constante desarrollo económico y técnico del país, desarrollo íntimamente relacionado con el crecimiento de la inversión pública y privada en proyectos importantes de ingeniería.

Si bien es cierto que la inversión estatal suele representar sólo el 20% de la inversión nacional, es muy importante para la creación de infraestructura, con la que se puede apalancar el desarrollo de las diferentes regiones del país. Como las gestiones del Estado Central y de los Gobiernos Regionales no han resultado hasta ahora satisfactorias para asegurar un constante desarrollo del país, es necesario tomar medidas que corrijan esta situación. Para remediar la falta de capacidad del Estado, se ha decidido recurrir a los acuerdos de Gobierno a Gobierno, por lo menos, para los más importantes proyectos de ingeniería, acuerdos que esperamos resulten exitosos.

El modelo de economía de mercado, a través de la inversión privada, que suele representar el 80% de la inversión, es el que nos ha permitido mantener en las últimas tres décadas el periodo más largo y sostenible de crecimiento económico y reducción de la pobreza en los 200 años de la República. Este modelo puede y debe ser mejorado a través de acciones de un Estado eficiente y honesto. Esta gigantesca tarea deberá ser uno de los objetivos centrales del nuevo Gobierno.

Escrito por

Ing. Jorge Coll Calderón, M.Sc., MBA

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *