Escrito por
Ingeniería de Transportes • Ed. marzo, 2022

LA NECESIDAD DE PLANIFICAR EL TRANSPORTE URBANO A LARGO PLAZO

El transporte urbano en el futuro será diferente y mientras no se planifique no tendrá los resultados que todos esperamos. La planificación permite establecer objetivos alineados con las políticas de largo plazo y con las transformaciones progresivas de las sociedades. La definición de objetivos conlleva al establecimiento de metas intermedias y al monitoreo de un camino (estrategia) que permita definir programas de trabajo, orientados a la profecía del autocumplimiento del futuro deseado. Si no existen estrategias, los objetivos no se podrán cumplir naturalmente.

Debido a la gran cantidad de actores y a las significativas inversiones que se requieren en infraestructura, es necesario administrar cuidadosamente los planes y los proyectos de transporte para que el resultado sea eficiente y de alto impacto, que estarán sujetas a nuevos escenarios y factores limitantes. En el futuro, el transporte y la movilidad de las ciudades tendrán restricciones que hoy en día no son tan evidentes. Algunas restricciones provienen de:

  • Los recursos energéticos: hoy en día existe la impresión de que son más o menos abundantes, en cualquier caso, están disponibles y tienen una cadena de distribución establecidos a partir de los recursos fósiles, como el gas natural, el gas licuado y los derivados del petróleo (como la gasolina y el diésel). Sin embargo, en el futuro es posible que la diversidad energética aumente hacia productos energéticos basados en electricidad, hidrógeno verde, agrocombustibles, por lo que se requerirá de nueva infraestructura para estos recursos, tanto para su producción como para su almacenamiento y distribución. Esta tendencia se confirma con las prohibiciones de algunos países a desarrollar más vehículos de combustión interna en el mediano plazo (entre el 2025 y el 2045). Por ejemplo, la Comisión Europea ha limitado la producción de vehículos térmicos hasta el 2035, a partir del cual, todos los autos serán de Cero Emisiones, es decir, con motores eléctricos (1). ¿Cuáles serán las acciones para limitar las importaciones de vehículos térmicos? ¿El Perú será el cementerio de este tipo de vehículos dentro de una década?
  • El espacio urbano, es un recurso limitado sobre todo si se tiene en cuenta el valor de las propiedades en los centros urbanos que van consolidándose y que se dedican tanto a las actividades sociales como al movimiento (transporte público, privado y de carga). El espacio urbano se vuelve más restrictivo debido a las nuevas tendencias de establecer lugares de intercambio social, parques, museos, senderos y áreas de peatonalización, para mejorar la convivencia social y la calidad de vida. Sin embargo, cuando se pretende ampliar la infraestructura urbana para los automóviles (construir carriles suplementarios de las avenidas, generar autopistas, e incluso establecer estacionamientos dentro de las vías), se genera un conflicto que tendrá un límite en el espacio disponible. Los planes urbanísticos y de movilidad confirmarán progresivamente estas restricciones.
  • El control de las emisiones atmosféricas: sean de carácter local como la polución atmosférica de partículas suspendidas o, de mayor escala, como los gases de efecto invernadero (GEI). Con el pasar del tiempo, estas restricciones irán creciendo y ya se han ido estableciendo en los estándares de calidad ambiental (ECA) de las diferentes ciudades. Adicionalmente, se han incluido también otras medidas como el ruido o la congestión.

¿Cómo influyen las restricciones en la planificación del transporte urbano? La oferta y demanda del transporte urbano es un proceso iterativo optimización de recursos humanos, técnicos, materiales. Por lo que las restricciones delinearán las características del transporte urbano en el futuro, sea en el transporte público como en los servicios de transporte.

El Transporte Público y el Servicio de Transporte Urbano

Uno de los grandes espacios de discusión para el futuro es el rol de la movilidad y la oferta del transporte en el medio urbano. ¿El transporte público será el eje más importante o si el servicio de transporte dominará el desarrollo de las ciudades? Es evidente que el transporte público es una necesidad de servicio básico, además de su aporte en la movilidad, juega también un rol importante en la competitividad de las ciudades (las ciudades con sistemas de transporte público masivo atraen a las sedes de las empresas y puestos de trabajo con alta productividad), y de otro lado, los servicios de transporte procuran una atención a la medida de las necesidades, aunque lamentablemente sin un adecuado control terminan agregando caos y conflictos.

Ambas posibilidades se consolidan en el crecimiento de las nuevas ciudades, teniendo notables diferencias entre ellas:

El transporte público es un transporte organizado, que busca la eficiencia operacional para reducir los costos en función de una mayor productividad del transporte en pasajero-km, y traza la columna vertebral de los principales desplazamientos urbanos. Una ciudad sin transporte urbano ha perdido una parte de la eficacia de un transporte organizado.

En el Perú, los servicios de transporte han sido preferidos en ciudades intermedias y en determinadas zonas de ciudades grandes, debido a su flexibilidad y a las bajas tarifas, las cuales están relacionadas a la poca regulación, al bajo cumplimiento de las normas y estándares de seguridad, y al elevado índice de externalidades que mantiene este servicio. La informalidad ha permitido el crecimiento al margen de la ley y reforzado por las políticas de liberalización del transporte, cualquier persona con un vehículo puede brindar servicio de transporte con un mínimo de control de parte de la autoridad municipal o nacional. ¿Cómo transitar hacia un sistema de transporte público y con servicios de movilidad adecuados al desarrollo de las futuras generaciones?

Es notorio que la infraestructura de transporte que se requiere para un adecuado nivel de vida y productividad de la sociedad, no ha sido desarrollada al nivel y a la velocidad que van creciendo las ciudades peruanas. Sin regulación ni formalidad ni organización, no se puede esperar un desarrollo del transporte público que pueda responder a las necesidades de las futuras generaciones, y los servicios de transporte serán soluciones incompletas con una carga pesada de externalidades (accidentes, polución, congestión).

Notas:

(1): European Green Deal: Commission proposes transformation of EU economy and society to meet climate ambitions. Consultado el 04.marzo.2021: https://ec.europa.eu/commission/presscorner/detail/en/IP_21_3541

Escrito por

MSc. Edward Santa María

MSc. Transporte y Desarrollo Sostenible y Co-Fundador de MovusLab.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *